Antes de llevar un cachorro a nuestra casa

Tratare de ser breve. Conseguir y poseer un perro es una decisión  seria. Como ya he expresado en otros artículos de mi sitio, implica cuidarlo quererlo, alimentarlo atenderlo hacerle hacer ejercicio, protegerlo por toda su vida si somos seres responsables.

Debemos pensar en donde vivimos y las normas con respecto a tener un cachorro. Si vivimos en apartamentos o casas,

¿Hay un reglamento que prohíbe tener animales o limita los mismos?

Si existiera una limitación adquirir un animal significaría problemas en especial con los vecinos. Debemos averiguar los reglamentos o normas internas de lugares donde vivimos relacionadas con autorizaciones para tener animales y la consecuencia de las molestias o denuncias que puedan ocurrir.

¿Existen vecinos cercanos que nuestro perro pueda molestar?

Muy frecuentemente hay animales muy ladradores que pueden provocar inconvenientes serios a vecinos y estos pueden denunciar tomando en cuenta las normativas locales donde ustedes se encuentren. Debemos tomar precauciones dependiendo de la socialización y educación  de nuestro cachorro, la raza que vamos a conseguir, y las cercanías de los vecinos así como su tolerancia con animales. El derecho nuestro termina donde comienza el de los vecinos. He visto numerosos casos donde un problema de este tipo termina en un asunto judicial o incluso policial. Se hace imprescindible que como dueños podamos hacer que nuestro cachorro pueda ser entrenado a obedecer de inmediato las ordenes que le demos, y además que sea un animal no ladrador y que salte a los extraños o salga corriendo a la calle cuando nos encontremos saliendo de la casa. Estos comportamientos pueden provocar  o problemas con vecinos, o con personas que pasen por el lugar, o accidentes para nuestra mascota, además de los ruidos molestos que pueden castigarse con multas en la mayoría de los países.

El perro y los excrementos.

Por lógica los animales deben hacer sus necesidades fisiológicas. Si somos responsables deberemos preveer que las materias fecales contaminen las veredas o los terrenos de nuestros vecinos. En estudios realizados en mi área mucha de la materia fecal que se observa en la calle es positiva a parásitos lo que demuestra la poca responsabilidad de desparasitar cada 2 o 3 meses los animales llevándolo a su veterinario. Por favor evite problemas y desparasite su cachorro. Limpie la materia fecal que su cachorro deje en la vereda o terrenos vecinos. Es otra causa común de denuncia a los propietarios de los animales. Los excrementos además de contaminantes pueden provocar que alguien se resbale y ensucie o se lastime, y luego tenga molestias contra los dueños del cachorro.

Esta entrada ha sido publicada en Generales y etiquetada como , , , . Guarda el enlace permanente.